Estadísticas globales

Estadísticas globales3

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que cada año en el mundo se presentan alrededor de 1,000 millones de casos de influenza estacional (15% de la población mundial), entre 3 y 5 millones de casos severos y de 300 a 500 mil muertes.

En Estados Unidos, entre el 5 al 20% de la población enfermará de influenza cada año, cobrando la vida de unas 36,000 personas y la hospitalización de otras 200,000, ocasionando costos médicos de alrededor de 10 mil millones de dólares; el impacto económico total anual se estima en casi 90 mil millones de dólares.

Etiología3

Las IRA representa la principal causa de morbilidad en el mundo y la causa más frecuente de utilización de los servicios de salud en todos los países. En México constituye un problema de salud prioritario por su continua presencia dentro de las diez principales causas de defunción en los distintos grupos de edad. Estas infecciones respiratorias pueden complicarse y dar pie a neumonías y bronconeumonías que afectan principalmente a la población en los extremos de la vida y a la población de cualquier edad con comorbilidades crónicas (infecciosas o no infecciosas), provocando con ello complicaciones y por ende mayores días de estancia intrahospitalaria.

La influenza estacional es una enfermedad infecciosa que se distribuye mundialmente durante todo el año, con preferencia en los meses de invierno, está infección es causada por un virus ARN pertenecientes a la familia Orthomyxoviridae. Existen tres tipos de virus de la influenza A, B y C. Los virus de la influenza de tipo A son designados además por el subtipo, dependiendo de las 8 proteínas presentes en su superficie: Hemaglutinina y Neuraminidasa (H y N respectivamente); existen 16 diferentes hemaglutininas y 9 neuraminidasas identificadas hasta el momento. Los actuales subtipos del virus de la influenza humana con mayor circulación en América son: influenza A(H1N1), influenza A(H3N2), influenza A e influenza B.

Los virus de la influenza pertenecen a la familia Orthomyxoviridae y se distribuyen en tres géneros: Influenza virus A, Influenza virus B e Influenza virus C, que corresponden a los virus de influenza tipo A, B y C, respectivamente. La diferencia principal entre los géneros radica en las variaciones antigénicas en la proteína 11 de la matriz y de la nucleoproteína que se utilizan para la caracterización del virus y que son específicas para cada género.

Los virus de influenza A se describieron por primera vez en 1933; afectan a animales y al hombre; y son factor causal de epidemias y pandemias. Los virus de influenza B se identificaron en 1940; afectan a los humanos causando epidemias moderadas, aunque tiene poco tiempo que también se encontraron en focas. Los virus de influenza C se describieron en 1950, infectan de manera limitada a humanos y existen evidencias serológicas de infección en cerdos y perros.

Los virus de Influenza A se dividen, a su vez, en subtipos de acuerdo con las características antigénicas de la hemaglutinina (HA) y la neuraminidasa (NA), que son glicoproteínas en forma de espículas localizadas en la envoltura del virus.

TOP